Novedades

Walter Safarian dio una charla para la C·mara y los YP - Buenos Aires, previo al mundial

En la semana previa del mundial Rusia 2018 recibimos la visita de Walter Safarian, reconocido periodista deportivo de Fox Sports, “orgullosamente armenio” (como dice su biografía twitter) con más de 30 años de carrera y varios mundiales en su haber: desde Italia 90 asistió a todas las ediciones de la cita máxima del fútbol mundial.

Entre anécdotas y datos curiosos comenzó la charla que fue moderada por Melik Pushidjian, miembro de la Cámara Argentino-Armenia, organizadora de este evento junto a los YP – Jóvenes Profesionales de la UGAB.

Walter comenzó hablando de los diferentes tipos de mundiales que se juegan alrededor del fútbol: el financiero, el de las apuestas, el de la política, etc. Contó detalles económicos, habló sobre las asociaciones de fútbol y las pautas de publicidad. Brindó información y datos concretos y, entre vivencias personales, contó cómo fue cambiando mundial tras mundial la manera de hacer las coberturas periodísticas: desde mandar un videotape con un pasajero y llamar desde cabinas telefónicas a la Argentina, hasta manejar todo desde la palma de la mano, con el teléfono móvil.

Hubo lugar para que el periodista compartiera sus impresiones sobre Armenia, sobre la situación general actual en cuanto a la política y también la actualidad del fútbol local y de su seleccionado. Hablando de amenidad, aprovechó para contar cómo hacen lobby Turquía y Azerbaiján, poniendo muchísimo dinero para promocionarse y tener una imagen positiva.

Por decisión personal no asistirá al mundial que comienza el próximo jueves 14 de junio en Moscú. Consultado por los asistentes sobre el futuro de la selección argentina en la competencia, se animó a hacer un análisis general de la situación del plantel y la dirigencia, sin poner a la selección como favorita, teniendo en cuenta todos los problemas en la previa y que las otras selecciones vienen mejor preparadas. “Pero todo es posible, es un mundial”, concluyó Walter para dejar una luz de esperanza a los asistentes.

Volver